El mercadeo social importa porque funciona

El mercadeo social importa porque funciona

June 4, 2015
Cambiar una vida requiere de la acción coordinada de muchos. Las organizaciones que trabajan por el desarrollo se enfrentan permanentemente al reto de sumar aliados que apuesten por sus causas, para ello es necesario actuar en varios frentes y motivar la toma de nuevas decisiones en distintos grupos.
 
El mercadeo tradicional, el que logra que consumamos productos y servicios, es mucho más que el acto de vender. Comienza por identificar una necesidad o un deseo en un grupo de población y satisfacerlo con el mejor producto o servicio que podamos ofrecer. Continúa con definir cómo es ese producto o servicio y cómo lo haremos conocer, cómo lo haremos atractivo y cómo seduciremos a la población para que lo consuma y lo vuelva a consumir, una y otra vez.
 
Así es el mercadeo social. Aquí queremos que nos compren una idea, una causa, un nuevo comportamiento. Esperamos crear una nueva conciencia sobre una necesidad común a distintos miembros de la sociedad. Por supuesto, esta también es una tarea de seducción que es mucho más que el acto de comunicar o publicitar.
 
El mercadeo social es fundamental para las organizaciones que trabajan por el desarrollo, porque facilita las transformaciones que se quieren lograr, al impulsar a los beneficiarios de sus proyectos a participar, a aprender, a creer y a tomar decisiones para lograr su proyecto de vida individual y comunitario, o para mejorar sus condiciones, etc.
 
Una buena estrategia de mercadeo social contribuye a la construcción de alianzas con actores relevantes como financiadores y donantes, organismos especializados, aliados técnicos, entre otros.  Es así como el mercadeo social consigue que los distintos grupos compren nuestra idea, sumen sus esfuerzos y asuman un rol en el logro de nuestra causa.
 
Una de las prácticas del mercadeo social es la creación de “sellos” que identifican los objetivos, resultados y productos de una organización, plan o proyecto de desarrollo social y a todos sus aliados. El sello social es una marca que transmite identidad, valores, propósitos y pretende reconocer los logros, visibilizar las causas y contribuir a la reputación de los involucrados. Debería ser el último nivel de una estrategia en la que se han realizado distintas acciones para disminuir barreras, cambiar comportamientos, crear conciencia e identificar y promocionar los impactos.

Comentarios

No hay comentarios aún

Posting comments after tres meses has been disabled.